“Las empresas necesitan, más que nunca, un ‘chute emocional”

Hay quienes creen que los tiempos de crisis también lo son de reinvención, y es el caso de Javier Coterillo, uno de los coach del momento que precisamente pondrá en el mercado en las próximas semanas su opera prima, Alma de Coach, un manual urgente, de rabiosa actualidad, para asesorar a quienes pueden aplicar la inteligencia emocional en el mundo de la empresa… y en su propia vida personal.

Suma casi dos décadas de experiencia en el sector farmacéutico, organizando, gestionando y dirigiendo equipos; cree profundamente en las soft skills, herramientas y habilidades blandas para progresar en un mundo lleno de cambios: con pasos firmes, sin revoluciones, de una manera muy humana…

Su historia, a pesar de su juventud, es la de un emprendedor inquieto y decidido. Se ha puesto al frente, como presidente, de la primera farmacéutica en producción de mascarillas FFP2, Farmaquivir, ha recibido el premio de la Asociación Europea de Industria, Tecnología e Innovación, recientemente el premio de Madrid Magazine, y compagina su frenética actividad como primer ejecutivo de una compañía fuerte con sus sesiones a terceros empresarios y profesionales de alta dirección que buscan nuevos horizontes, nuevos focos y el desarrollo de nuevas aptitudes y actitudes para crecer.

Coterillo entiende que “necesitamos, hoy más que nunca, de un chute emocional en las empresas para poder salir adelante”, y considera que “es imprescindible, en los tiempos post covid-19, disponer de una hoja de ruta para sobrevivir a estas horas de incertidumbre”.

Con unos datos de paro terribles y un horizonte no demasiado halagüeño en lo económico, sostiene que “hay que ver el profundo cambio que está experimentando la sociedad, detectar sus necesidades y, quienes nos dedicamos al mundo de la empresa, hemos de atender esas demandas (…) nos guste o no, queda pandemia para rato en la medida en que, más allá de la vacunación, deberemos seguir manteniendo por más de un año medidas de protección bastante severas”.

Otra de las apuestas fuertes de Javier Coterillo es por la propia industria nacional, y uno de sus motivos de orgullo, estar creando puestos de trabajo cuando tantos empleos se están destruyendo: “hemos de hacer un esfuerzo por ponernos en los zapatos del otro, e intentar sentir lo que siente. Desde luego, cuando las oportunidades están muy tasadas, muy limitadas, poder brindarlas a trabajadores (algunos de ellos francamente muy cualificados) es para mí un orgullo. Así lo siento y así lo digo, como empresario y como alguien que está ayudando a este país en su claro estado de ánimo, algo tan fundamental”.

Este destacado coach que compagina como pocos la teoría y la práctica, la de su día a día, está abriendo líneas de negocio en América Latina. De un lado, a través de la distribución de medicamentos y EPI’s. De otro, llevando precisamente sus conferencias y sesiones, algunas de mentoring, a foros económicos y financieros al otro lado del Atlántico.

“La salud se ha puesto de moda. Vivimos en una sociedad consumista, materialista, casi sin tiempo para parar y templar, para la reflexión… pero el covid-19 nos ha situado en otra dimensión: la de frenar, la de pensar en las auténticas claves de nuestro bienestar y confort… creo que tenemos una oportunidad de salir de la crisis, también, siendo mejores personas”, concluye Coterillo, a cuyos pasos habrá que seguir la pista en el más corto plazo.

Ver Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *