El Grupo FARMAQUIVIR dona mascarillas a los colectivos más vulnerables en la salida de la pandemia

El Grupo FARMAQUIVIR ha mostrado su compromiso con las personas y los colectivos más vulnerables y afectados por la dolorosa crisis del covid19 con la donación de 6.000 mascarillas quirúrgicas ‘hechas en España’, que reúnen los máximos estándares de calidad y disponen de todas las certificaciones, españolas y europeas, ofreciendo todas las garantías de seguridad.

La acción, que tiene como beneficiarios a ‘Cáritas Sevilla’, la ‘Escuela Hogar Guillén Cano Bote’, la asociación sin ánimo de lucro ‘Candelita’ y el Centro de Educación Especial ‘Ángel de la Guarda’ pretende “reforzar la responsabilidad social de nuestra compañía, que resulta vital en tiempos tan complicados para todos y en los que, con una actitud positiva y constructiva, podemos sumar más de lo que seguramente pensamos”, ha señalado Javier Coterillo, CEO del Grupo FARMAQUIVIR.

En esta fase de salida de lucha por la salida de la Segunda Ola de la pandemia y en la que se empiezan a notar los efectos de la crisis económica y social, “creemos que es de justicia reconocer la labor que están llevando a cabo aquellos que están atendiendo y acompañando a personas y familias en situación de auténtica necesidad. La dedicación orientada a la promoción social y educativa de colectivos específicos en situación de exclusión y vulnerabilidad es algo que a todos nos concierne. Es una cuestión de solidaridad. Así particularmente la contemplo”, ha añadido el primer directivo de la compañía.

En un momento en el que España dispone de un tejido asociativo que ya empieza a saturarse, atendiendo a personas en riesgo de exclusión social, intentando conseguir elementos básicos como ropa, zapatos, material escolar o productos de higiene personal, el Grupo FARMAQUIVIR entiende que “los empresarios dedicados al sector sanitario y ‘farma’ han de dar ejemplo haciendo las cosas bien, de una manera ética y transparente. Eso pasa en nuestro caso por una campaña permanente de responsabilidad social y, por supuesto, por seguir creando puestos de trabajo en el proceso de crecimiento y expansión”, ha concluido Javier Coterillo.

La compañía, con más de 15 años de experiencia en el sector salud, dispone de todas las licencias y autorizaciones sanitarias, incluidas las BPD (Buenas Prácticas de Distribución) y es la única fabricante farmacéutica de mascarillas FFP2 tipo bozal y hechas 100% en España. Con un espíritu claro de innovación, ha desarrollado mascarillas FFP2 con una capa de fibra de carbono activo, recomendadas por sanidad para personas con problemas respiratorios, que permiten neutralizar los olores y disponen de capacidades fungicidas, anti-bacterianas y anti-humedad. También las mascarillas quirúrgicas de 3 y 4 capas, y tipo IIR, son de fabricación propia en la factoría de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *